El logo del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019

Una cruz misionera cuyos colores tradicionales recuerdan los cinco continentes: este es el logo del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019. La cruz es el instrumento y el signo eficaz de la comunión entre Dios y los hombres para la universalidad de la misión: es luminosa, llena de color, signo de la victoria y de la resurrección. El mundo es transparente, porque la actividad evangelizadora no tiene barreras ni límites: es fruto del Espíritu Santo. La caridad cristiana y el mundo transfigurado en el Espíritu superan las distancias y abren la mirada de nuestra mente y corazón. Las palabras “Bautizados y enviados”, que acompañan la imagen, indican los dos elementos característicos de cada cristiano: el bautismo y el anuncio.

Los colores logo del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019

Los colores de la Cruz son los que tradicionalmente se atribuyen a los cinco continentes: rojo para América, verde para África, blanco para Europa, amarillo para Asia y azul para Oceanía. El rojo recuerda la sangre de los mártires del continente americano, semillas para una nueva vida en la fe cristiana. El verde es el color de la vida y simboliza el crecimiento, la fertilidad, la juventud y la vitalidad; el verde es además el color de la esperanza, una de las tres virtudes teologales. El blanco es símbolo de la alegría, inicio de vida nueva en Cristo: es el desafío para la vieja Europa, para que vuelva a apropiarse de la fuerza evangelizadora que la ha generado gracias a tantas Iglesias y tantos santos. El amarillo es color de luz, que se alimenta de luz invocando a la verdadera Luz. El azul es el color del agua de la vida que nos quita la sed y nos conforta a lo largo del camino hacia Dios; es el color de nuestro cielo, signo de la morada de Dios entre nosotros, los hombres.